10 de julio de 2015

La inexplicable muerte de Elisa Lam


Para mí, uno de los misterios de este caso es cómo puede ser que sucediera en 2013 y hasta ahora, 2015, no haya sabido de él, cómo no llegué a ser uno de los miles de personas interesadas en el caso, discutiendo y elaborando teorías sobre la extraña muerte de Elisa Lam, siguiendo apasionadamente cada noticia e informe. Apasionadamente, sí, porque con todo lo trágica que es una muerte, cuando está rodeada de tantas incógnitas e incongruencias uno no puede evitar sentir el mismo apasionado interés que el de las historias detectivescas que nos hablan de muertes sin resolver o de crímenes imposibles.

El hallazgo

Elisa Lam era una estudiante canadiense de 21 que se encontraba haciendo turismo en Los Ángeles y residía en el Hotel Cecil. Después de un tiempo dejó de dar señales de vida, de contactar con su familia y se la declaró desaparecida el 31 de enero.

Mientras tanto, inquilinos del hotel estaban transmitiendo quejas sobre la falta de presión del agua corriente, así como de su sabor y color. Así que el 19 de Febrero unos técnicos subieron a la azotea, donde se hallan los depósitos de agua. Dentro de uno de los tanques encontraron, para disgusto de los inquilinos, el cadáver de Elisa Lam. Llevaba dos semanas muerta.

La teoría del suicidio
Esta es la primera teoría que surge, la más evidente. Se deprimió profundamente, o quizá tuvo un episodio psicótico (de lo cual hay indicios que veremos más adelante), o quizá lo tenía planeado anteriormente. El caso es que subió a la azotea, se introdujo en la cisterna y se ahogó. Esto es bastante coherente si se tiene en cuenta que a Elisa se le había diagnosticado trastorno bipolar y depresión, y se estaba medicando. Mantenía un diario-blog (para trasladarse después a un tumblr) que aun existe y está ahí como testimonio de sus pensamientos, y en el que se pueden detectar síntomas típicos como la tristeza inexplicable, la falta de motivación, el autodesprecio, la carencia de sentido, logro y metas... Sin embargo, su familia (que según algunos no fue muy abierta en sus declaraciones respecto a su condición y medicación) afirmó que nunca demostró tener ideas suicidas ni tenía un historial de intentos de suicidio.

Pero desde el principio aparecen detalles que no cuadran (aquí empiezan las listas, este es un artículo con muchas listas).

-Elisa estaba semidesnuda. Algunas de sus prendas flotaban alrededor. Esto puede ser un ejemplo del fenómeno conocido como desnudo paradójico, en el que las víctimas de hipotermia (que sería en este caso causada por el agua fría del depósito) se desnudan.
-Anteriormente se había rastreado la azotea usando perros y no habían encontrado nada.
-Su móvil estaba desaparecido. No lo tenía con ella ni se encontró en su habitación.
-La tapadera del tanque estaba echada, cerrada (no tenía ningún tipo de cerrojo). ¿Como habría podido ella cerrarla desde dentro? Además, algunos testimonios afirman que la tapa era muy pesada para que la pudiera mover ella sola.
-Para acceder a la azotea hay que abrir una puerta que se abre con una contraseña y una llave que posee el servicio de mantenimiento del hotel. Cualquier intento de forzar la puerta hace saltar una alarma, lo cual no sucedió. Sin embargo, pudo haber accedido al tejado usando las escaleras de incendios.
-El depósito mide 2'40 metros de alto y no tiene ninguna escalera acoplada para subir. Los bomberos necesitaron usar su propia escalera.

Algunos han analizado fotos del rescate y han observado que podría haber subido por una escalera que podemos observar en la siguiente imagen, a la derecha:


... O bien por una escalera que parece haber encadenada al depósito de al lado, al que habría subido y desde donde habría saltado al depósito en el que se la encontró:
Pero la segunda foto no es del todo evidente. Además, si tan fácil era observar estas posibilidades para cualquier internauta que echara un ojo a las fotos, ¿por qué no se le ocurrió a ningún periodista, policía ni bombero que estuvo allí presente? ¿Puede la prensa haber ocultado declaraciones al respecto para avivar el cariz de "muerte inexplicable"?

La autopsia

El análisis forense del cuerpo arrojó los siguientes datos:

-Causa de la muerte: ahogamiento accidental con el factor determinante del trastorno bipolar.
-Los indicios sobre suicidio son inconcluyentes.
-No se encontraron signos de violencia.
-No se encontraron signos de abuso sexual.
-En su ropa se encontraron restos de un material similar a arena.
-No se encontraron restos de drogas recreativas en su organismo.
-Sí se encontraron restos de los medicamentos que estaba tomando, así como de otros que no precisan receta, como sinutab o ibuprofeno.
-Se encontraron indicios de sangrado subcutáneo en la zona anal, lo que algunos vieron como un posible indicio de violación, pero que los forenses explicaron como causado por la descomposición del cadáver (espero que no estéis comiendo mientras leéis esto).

Dato interesante: inicialmente se declaró que se iban a realizar unas pruebas por posible violación y un análisis de las uñas. Los resultados de estos análisis nunca salieron a la luz.

El vídeo

Muy bien. Aquí llega lo chungo. Agarraos.

La policía de Los Ángeles difundió un vídeo de vigilancia de un ascensor del hotel, datado del 1 de febrero, con las últimas imágenes que existen de Elisa Lam viva, horas antes de su muerte. Esto es lo que ha tenido a miles de personas en internet dándole vueltas al coco y analizando hasta el más mínimo pixel.

El vídeo da realmente mal rollo, posiblemente porque estamos viendo el comportamiento antinatural de una persona que está atravesando un episodio psicótico. Sin embargo hay muchos detalles en los que fijarse:

-Al principio parece que Elisa está aterrorizada, huyendo de alguien y se esconde en el ascensor. Se asoma al pasillo como para ver si viene alguien.
-Pulsa muchos botones.
-El ascensor no se mueve en absoluto.
-Entonces Elisa parece cambiar de actitud. Sale al pasillo y se expone. Vuelve a entrar y a salir, moviéndose de forma errática y dubitativa.
-Fuera del ascensor, parece que empieza a hablar, sola o con alguien que no vemos. Mueve las manos de una forma muy amanerada. Parece que explica algo con gestos, o que palpa algo invisible en el aire. Luego hace tres veces un gesto como de escurrir una prenda mojada o quizá de contar con los dedos.
-Desaparece de la vista y sólo entonces el ascensor decide empezar a funcionar.
-Muchos han denunciado manipulaciones en el vídeo. Para empezar, el cronómetro de la parte inferior está distorsionado como para hacerlo ilegible. Algunos incluso afirman que en algunos momentos se ha pixelado la boca de Elisa para que no se puedan leer sus labios, o que el vídeo está editado, ralentizado y cortado, dando el cronómetro un salto de varios minutos, como si se hubiera eliminado metraje (ver análisis).



Este vídeo generó aún más teorías e incógnitas. ¿Estaba huyendo de la misma persona que la introdujo en el tanque? Pero entonces, recordemos que el cadáver no tenía signos de violencia, así que no habría sido agredida ni introducida allí a la fuerza. ¿Por qué de repente deja de estar aterrorizada? ¿Está hablando con alguien? ¿Está sufriendo un ataque psicótico, alucinando, hablando sola? ¿Estaba bajo el efecto de algún alucinógeno? Pero la autopsia no los detectó. ¿Una mala combinación de medicamentos o una mala reacción a ellos? ¿Por qué el ascensor no se mueve? ¿Está bloqueando sin darse cuenta el sensor de cierre del ascensor? ¿Se ha bloqueado al pulsar demasiados botones?

Coincidencias extrañas

Por si una muerte sin explicación fuera poco, resulta que existen además muchas otras coincidencias destacables.


Para empezar, el Hotel Cecil tiene un considerable historial de crímenes y suicidios, hasta el punto de que es una de las paradas de ciertas rutas turísticas por el Los Ángeles misterioso. En 1947 fue el último hogar de Elizabeth Short, apodada La Dalia Negra, que más tarde fue encontrada en un solar mutilada, desangrada y partida por la mitad. En 1964, Goldie Osgood, conocida como la Señora de las Palomas de Pershing Square, fue encontrada violada y asesinada en una de sus habitaciones. Ambos crímenes sin resolver.
El Cecil fue también el hogar de dos asesinos en serie. En 1985 se hospedó en él el asesino en serie Richard Ramírez, apodado el "Merodeador Nocturno", que asesinó a 14 mujeres. En 1991 albergó al austríaco Jack Unterweger,  el "Estrangulador de Viena", asesino de más de 12 prostitutas en diferentes países. Tuvo tres víctimas durante su estancia aquí.

En cuanto a los suicidios, el hotel era conocido en los 50 y 60 como lugar habitual de este tipo de sucesos. Hay noticias de tres personas que se lanzaran desde una de sus ventanas, una de ellas incluso aplastando a un viandante.

Con semejante historial no es de extrañar que los dueños del hotel le cambiaran en 2011 el nombre por el de "Stay on Main" para ahuyentar menos a la clientela.

Tras las noticias sobre el caso de Elisa alguien (probablemente cientos de personas a la vez) debió decir: "Hey, yo he visto esto en una película". En Dark Water, una película de terror japonesa de 2005, que más tarde tuvo su versión americana, una madre y su hija empiezan a tener problemas con el agua oscura que sale de los grifos y ciertas filtraciones en su apartamento, para acabar descubriendo que todo está relacionado con el caso de una niña que años atrás cayó dentro del depósito de la azotea. Y sí, también hay alguna escena con un ascensor involucrado. Por cierto, la protagonista se llama Dahlia y su hija Cecilia. Qué bien, ¿eh?

Y ya, para acabar esta mierda siniestra que me lleva obsesionando demasiados días (he perdido la cuenta de cuántos llevo escribiendo este artículo y abriéndome paso por una jungla de noticias más o menos serias pero limitadas, vídeo-análisis, vídeos fakes y teorías conspirativas que implican al MK Ultra, capas de invisibilidad desarrolladas por el ejército e incluso aunando temas como la bolsa de valores y el demonio) os dejo con la última extraña casualidad, totalmente intrascendente, pero que es para llevarse las manos a la cabeza.

Poco después del hallazgo del cadáver de Elisa hubo un brote de tuberculosis en Skid Row, zona cercana al hotel. El nombre de la prueba para diagnosticar este tipo de enfermedades: Lam-Elisa. Tócate la flor María Manuela. "Elisa" es un acrónimo de "Enzyme-Linked Immunosorbent Assay" y "Lam" es una abreviatura de "Lipoarabinomannan". Pero aun así...

Me dejo fuera algunas inconsistencias como rumores de haber visto a Elisa acompañada en sus últimos días por un metalero y no sé qué juego del ascensor que supuestamente te permite viajar a otras dimensiones. Como os digo, he tenido que rebuscar entre mucha basura.

¿Mi opinión? Creo que lo más plausible es que tuvo un episodio psicótico durante el cual alucinó, el ascensor no funcionó bien debido a alguna avería o a la manera en que pulsó los botones, subió a la azotea por una escalera de incendios, subió hasta el tanque por la escalera que os he mostrado en la foto anterior y entró en la cisterna para suicidarse, impulsada por su depresión y alucinación, encontrando la manera de dejar caer la tapadera tras de sí.

Han pasado dos años y no han vuelto a publicarse noticias, pistas o declaraciones oficiales. Sólo nos queda devanarnos los sesos y un motivo más, por si faltaban, para sentir mal rollo al subirnos a un ascensor.

Enlaces de interés:

Death of Elisa Lam, Wikipedia, inglés
Informe de la autopsia
Informe policial

Vídeo explicativo (inglés)
Snopes (inglés)
Blog (diario)
Vídeo análisis y teoría de un tal Diegowess (español). Su manera de exponer su teoría es un poco desesperante y endeble, y por algún motivo pensó que sería buena idea repetir el mismo sonido siniestro una y otra vez durante el vídeo. No obstante, en el minuto 24:23 empieza un metraje interesante con grabaciones realizadas en el propio hotel, mostrando los pasillos, el mapa, las salidas de incendios, la puerta a la azotea, la manera en que se comporta el ascensor cuando pulsas demasiados botones y fotos detalladas del depósito de agua. Por lo visto el muchacho tuvo que desactivar los comentarios porque estaba recibiendo amenazas de muerte. ¡Lol, no cambies nunca, Internet!

2 comentarios:

Elle dijo...


Lo más espeluznante del caso es esta extraña coincidencia -

https://www.youtube.com/watch?v=pt8lhNNk9So&t=0s

¡Que demonios!

Oruga dijo...

Muy interesante. Gracias por aportar ese vídeo. Más extrañas coincidencias que añadir al caso. Es como si la muerte de esta mujer fuera un vórtice de sincronicidad.